Considerar:

La mayor declaración de amor es la que no se hace; el hombre que siente mucho, habla poco.

Platón (427 AC-347 AC) Filósofo griego

Terrazas del Rodeo

Marbella

La Guardia Civil y la Policía Nacional han desmantelado una organización criminal dedicada al tráfico de cocaína en la Costa del Sol. Siete personas han sido detenidas y se han incautado más de dos kilos de cocaína. El dirigente trabajó como conserje en un colegio público de Marbella, contaba con un patrimonio superior al medio millón de euros, si bien las propiedades figuraban a nombre de diferentes familiares.

Además, también se han incautado varios vehículos de lujo, embarcaciones, y más de 10.000 euros en efectivo.

El principal responsable del entramado llamó la atención de los investigadores por su alto nivel de vida; en este sentido, su trabajo como conserje en un colegio público de Marbella contrastaba con la conducción de vehículos de lujo o embarcaciones recreativas, una de ellas tipo yate, que tenía atracadas en el puerto deportivo de la ciudad malagueña.

Durante la investigación, los agentes localizaron al resto de miembros de la organización, quienes estaban bajo el mando y supervisión del lider. Identificaron, por un lado, a los conductores de los vehículos durante los traslados de la droga a otros puntos de Andalucía. Para los transportes utilizaban vehículos que figuraban a nombre de terceras personas -los encargados de la logística de la organización-, de tal forma que no pudiera relacionarse a los autores materiales de los transportes con los encargados de realizar otras funciones como, por ejemplo, las contravigilancias. Por otro lado, también identificaron a los destinatarios de la droga, quienes presuntamente se encargaban de cortar la cocaína para, posteriormente, distribuirla en cantidades inferiores a los consumidores finales.

Uno de los miembros de esta organización criminal fue detenido en marzo mientras trasladaba un kilo de cocaína desde Marbella a Roquetas de Mar, en Almería. Esto provocó la intensificación de las medidas de seguridad por parte del resto de integrantes de la organización que, sin embargo, no cesaron su actividad. Días después prepararon un nuevo envío que culminó, nuevamente, con la detención de otro de los conductores de la organización y la intervención de más de un kilo de cocaína. La mercancía ilícita viajaba oculta en un compartimento o caleta, especialmente diseñado para evitar la detección de grandes cantidades de droga en un posible control policial.

Fuentes: